1875

Joseph Bulova, el fundador de la compañía, emigró desde Bohemia, en lo que es hoy la República Checa, a la edad de diecinueve años, llegando en 1870 a Manhattan, a un mundo rebosante de oportunidades. Abrió su propia joyería en Maiden Lane en Bajo Manhattan, que era para ese entonces el núcleo de la industria joyera de Nueva York, y la llamó J. Bulova. Rápidamente se distinguió de los cientos de joyeros en el distrito con su calidad e innovación en la técnica y el arte.

1912

Debido a la demanda de relojes por todo Estados Unidos, Joseph Bulova estableció su primera planta dedicada a la producción total de componentes para relojes de pulsera. Manufacturados en el edificio central de la planta en Bienne, Suiza, los enjoyados movimientos fueron fabricados mediante línea de ensamblaje, lo cual permitió una producción en masa y el avance hacia a una estandarización nunca antes vista en el mundo de la horología.

1919

Bulova debutó la primera línea completa de relojes de pulsera enjoyados para hombres de la historia, promocionándose a las masas por todo Estados Unidos con un estilo visual icónico acorde con su producto.

1920

Para secundar la medición precisa del tiempo sidéreo, el Bulova Observatory (Observatorio Bulova) fue construido en 1920 en el centro de Manhattan, la primera instalación de este tipo sobre un rascacielos. En el último piso del Observatorio, un experto matemático hizo lecturas que fueron registradas simultánea y eléctricamente en un cronógrafo ubicado en los pisos más bajos del edificio. Allí, las unidades de Ajuste y Sincronización utilizaron los datos para ajustar la hora en todos los relojes de la compañía del modo más preciso posible.

1926

Centrando su energía en ventas futuras, Bulova también dedicó creatividad sustancial a la expansión del mercadeo y esfuerzos publicitarios. En otro momento innovador para la compañía, Bulova transmitió el primer anuncio de radio nacional de los Estados Unidos en 1926, indicando la hora con: “At the tone, it's eight o'clock, B‑U‑L‑O‑V‑A Watch Time” (Al tono son las ocho en punto, B‑U‑L‑O‑V‑A Watch Time), un anuncio escuchado por millones.

1927

Uno de los primeros partidarios de los relojes Bulova fue en sí mismo un estadounidense sin precedentes, el coronel Charles A. Lindbergh, el primer hombre en atravesar el Océano Atlántico en un vuelo sin escala. Al hacer esto, Lindbergh se ganó el Premio Bulova Watch y un cheque de $1,000. Más adelante, se convirtió en el rostro del reloj "Lone Eagle" de la compañía, un reloj conmemorativo que celebraba el logro de Lindbergh, a la vez que vinculaba a Bulova con el mundo de la aviación y la exploración.

1928

Centrando su energía en ventas futuras, Bulova también dedicó creatividad sustancial a la expansión del mercadeo y esfuerzos publicitarios. En otro momento innovador para la compañía, Bulova transmitió el primer anuncio de radio nacional de los Estados Unidos en 1926, indicando la hora con: “At the tone, it's eight o'clock, B‑U‑L‑O‑V‑A Watch Time” (Al tono son las ocho en punto, B‑U‑L‑O‑V‑A Watch Time), un anuncio escuchado por millones.

1941

El 1 de julio de 1941, Bulova transformó esencialmente el campo del mercadeo con el primer anuncio de televisión del mundo entero. Mostrado al comienzo de un juego entre los Dodgers de Brooklyn y los Phillies de Filadelfia, fue un mapa sencillo de la silueta del país con un reloj Bulova en el centro y subtitulado: “America Runs On Bulova Time" (Estados Unidos corre en el tiempo de Bulova). El costo: $9.

1945

El compromiso de Bulova con los soldados que lucharon por la libertad de todos los ciudadanos estadounidenses no caducó con el fin de la guerra. A su regreso de Europa y el Pacífico les esperaba "the Bulova School of Watchmaking" (Escuela Bulova de Relojería), ubicada cerca de la sede de la compañía en Woodside, Queens. El propósito de esta escuela de matrícula libre era ofrecer un medio de rehabilitación a los soldados que regresaban con discapacidades, combinado con capacitación laboral específica e inserción laboral dedicada, asegurándose de que no se les dejara atrás después de regresar de sus grandes sacrificios en el extranjero.

1960

Años antes de que Accutron fuera puesto a la disposición del público, la tecnología desarrollada por Bulova fue solicitada por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) para varios instrumentos de medición de tiempo en satélites. La colaboración de Bulova con la NASA, la cual duró decenios, fue iniciada en 1958 con la contribución de la tecnología Accutron al satélite Vanguard 1, y continuó más adelante con la primera caminata lunar, el 21 de julio de 1969.

1967

Reconocido de inmediato como un invento de destreza magnífica y genial, Accutron fue rápidamente adoptado como el abanderado en precisión y elegancia, usado a bordo del Air Force One, y dado como un Regalo Presidencial de Estado oficial. Además, los trabajadores ferroviarios de todo el mundo acogieron Accutron después de haber sido aprobado como el primer reloj de pulsera lo suficientemente preciso como para autorizar su uso al personal.

2000

Bulova cumplió 125 años. Para conmemorar dicho hito, el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, certifica que el viernes 10 de abril es oficialmente día "Bulova".

2010

1,000 piezas de colección hechas a mano, numeradas en secuencia, en honor a 50 años de innovación en relojería son presentadas al público.